Loading...

Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas

1473678 View

Loading...
Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas

2019-02-10

Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas
Các bạn nhớ Like và Đăng Ký để nhận video mới nhé

Clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas, video Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas, video clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas 720, Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas 1080, Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas 2160, Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas full hd, video Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas hot, clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas hight quality, new clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas, video Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas moi nhat, clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas hot nhat, video Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas 1080, video 1080 of Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas, video Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas hay nhat, clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas moi nhat, video clip Watching video Mis padres odiaban a mi novio pero él cambió las cosas chat luong full hd moi nhat, Clip Watching video Mis padres ..., video Watching video Mis padres ... full hd, video clip Watching video Mis padres ... chat luong cao, hot clip Watching video Mis padres ...,Watching video Mis padres ... 2k, Watching video Mis padres ... chat luong 4k. ★ Suscríbete a ASÍ ES LA VIDA: http://bit.ly/2rH5mEv

Ella es Daisy, y esta es la historia de cómo sus padres intentaron quitarle a su primer amor. El año pasado conoció a un chico maravilloso llamado Bill. Era un poco mayor que ella, y no podían ser más diferentes: ella era una estudiante modelo y él tenía problemas en la escuela. Además, Bill tenía un trabajo a tiempo parcial en una gasolinera. La familia de ella no tenía malos ingresos, y la de él era mucho más pobre.

Pero no importaba, porque Bill era dulce y de buen corazón, y siempre la hacía reír cuando estaba triste. Daisy se sentía feliz y a salvo con ese grandulón de sonrisa adorable. Los padres de él la amaron desde el primer momento, su mamá siempre intentaba alimentarla porque era “demasiado delgada”. Pero la historia fue muy diferente con los padres de Daisy…

Durante la cena con Bill, le hicieron todo tipo de preguntas, como “¿Cuáles son tus planes para el futuro?”, “¿Por qué trabajas en una gasolinera?”, “¿Planeas ir a la universidad?”. Bill estaba muy nervioso, no esperaba algo así, y lo cierto era que Daisy tampoco. Le fue muy difícil responder, los padres de ella no le sacaban los ojos de encima, y después de cada respuesta lo miraban con desaprobación. Bill se fue tan pronto como pudo, y los padres de Daisy le dieron un sermón sobre lo torpe y poco confiable que era su novio, y sobre el hecho de que venía de un entorno pobre. “Deberías pensar más en tu futuro, Daisy”, le dijeron. “Puedes encontrar a alguien más adecuado para tu nivel de educación”. Con eso daban a entender que Bill la arrastraría a “su nivel”.

Daisy intentó defenderlo y contarles lo maravilloso que era, pero no la escuchaban. Es más, le prohibieron terminantemente verlo. Pero, ya que ellos no la escucharon, ella no los escuchó, así que no dejó de salir con él. No hace falta decir que Bill estaba muy triste con toda la situación, creía que no merecía a Daisy, o que era “demasiado estúpido” para ella. Daisy le dijo que eso no era cierto, que ella quería estar con él sin importar lo que sus padres dijeran.
Salieron en secreto unas cuantas semanas, Daisy debía inventar una excusa cada vez. Eventualmente, sus padres la descubrieron, y se pusieron como locos. Ella sabía que no tenía sentido darles razones lógicas, así que discutió con ellos hasta que le quitaron el teléfono y la computadora y le ordenaron regresar a casa de inmediato después de la escuela.

Daisy no podía dejar que sus padres le quitaran su libertad y a Bill, así que comenzó a verlo en la escuela. Muchas veces faltaban a las clases.

Sus padres no tardaron mucho en enterarse. Le dijeron a Bill que, si no dejaba a Daisy en paz, llamarían a la policía. Bill no sabía qué hacer, y yo tampoco. Sus padres nunca habían sido tan estrictos con ella en el pasado.

Decidió que, si no podía estar con Bill, lo menos que podía hacer era vengarse de sus padres. Una noche se escapó de casa y… agujereó los neumáticos del auto para que no pudieran llevarla a la escuela.

Una vez que terminó, se sorprendió de haber sido capaz de algo así. Ver a sus padres enojados al día siguiente fue toda una delicia. Pero luego ocurrió algo inesperado… Bueno, era algo muy esperable, pero Daisy no se había detenido a pensar de antemano.
Sus padres llamaron a la policía y dijeron que Bill lo había hecho. Más tarde, Bill y sus padres fueron a la casa de Daisy a disculparse. Resultó que, cuando le preguntaron a Bill, él dijo “sí, fui yo”. Deberías haber visto su cara al decirlo, parecía que lloraría en cualquier segundo. Estaba muy angustiado, pero no quería meter a su novia en problemas.

Los padres de Daisy dijeron que Bill debía alejarse de ellos, y que su familia tendría que pagar por “haber arruinado” el auto. Daisy no pudo soportarlo más, les dijo a sus padres que ella lo había hecho. Por supuesto, no le creyeron, decían que solo lo hacía para salvar a ese “bueno para nada”. Y Bill no dejaba de repetir que él era el culpable.

Daisy les mostró el cuchillo que había usado y les describió en detalle cómo lo había hecho. Finalmente le creyeron, pero ahora estaban convencidos de que la mala influencia de Bill la había cambiado. De pronto, Bill levantó la mano y dijo:
“Oigan, sé que no soy el chico más inteligente o el mejor para Daisy, pero la amo y quiero estar con ella para siempre. Nunca haría algo que empeore su vida de ninguna manera. Sé que no soy perfecto, pero prometo que daré lo mejor de mí para ser el mejor novio del mundo”.

Sus padres se quedaron sorprendidos por esas palabras, y por fin se ablandaron. Dijeron que quizá se habían equivocado con él. No es que de pronto lo quisieran, pero estaban dispuestos a darle una oportunidad.

Música por Epidemic Sound: http://www.epidemicsound.com


Loading...